Calle típica de Ansó

dibujos a lapiz: Calle típica de Ansó 

"Ansó es un pueblo admirable para pintar figuras, así es que cuando tenga que hacer estudios para el cuadro de Aragón volveré aquí". Así manifestó su impresión el pintor Joaquín Sorolla en una carta que escribió a su mujer Clotilde en el viaje que realizó el 24 de Agosto de 1912 a Ansó. 

Y así quedó plasmado en la ilustración de la parte aragonesa de la colección "Regiones de España". Uno de los primeros apuntes que realiza Sorolla para la serie que le encarga el norteamericano Huntington, lo realiza a una mujer ansotana con su hija cuando van a Madrid a vender productos típicos de Ansó.

Sorolla tenía muy claro que el baile era la expresión del carácter de los aragoneses, fundamento del mural que dedicó a nuestra tierra. Y los ansotanos sus protagonistas indiscutibles. El pintor, impresionado por el traje ansotano, descartó los bocetos previos en los que planteaba la incorporación de los típicos baturros, y optó por el aspecto casi pétreo de la singular indumentaria de Ansó. 

Sorolla realiza diversos bocetos en los que combina las figuras agitadas de unos niños joteros con los perfiles casi estáticos de dos mujeres ansotanas ataviadas con su característica indumentaria, que tanto había impresionado al pintor en su primer viaje al Pirineo.

Los ansotanos han sabido conservar sus costumbres y prueba de ello es la vestimenta, una de las más ricas y variadas de toda la península Ibérica, que cada año el último domingo de agosto muestra en el "Día de la Exaltación del Traje".